CYMERA_20160323_131950

Un pan verdaderamente suave y delicioso, lo hemos rellenado con jamón de pavo y queso, si llegas a hacerlo te sorprenderá que su sabor no es a papa, puedes usar harina de papa o papa cocida triturada, hemos optado por esta última opción, en todo caso la receta hay que variarla para no afectar la hidratación de la mezcla.

Si utilizas harina de papa tal vez el sabor a papa si será evidente, ya que al deshidratar la papa para lograr la harina estamos utilizando más papas de lo que usamos cuando sólo la cocinamos.

Otro detalle importante es el método de cocción que utilicemos para cocinar la papa no será lo mismo si la cocinamos al agua, al vapor o al horno, la humedad y el sabor varían, en todo caso cualquiera que sea la opción que tomes será válida, sólo has lo siguiente:

Pesa la cantidad de papa que usarás, luego usando el método de tu preferencia cocina la papa, al retirar del agua, del vapor o del horno, al estar lista pesa la papa  y posteriormente tritúrala, hazla puré bien fino, la diferencia entre el peso de la papa cruda y la papa cocida es la diferencia que deberás restarle de leche a la receta, esto te asegurará que no te quede muy pegajosa a la hora de amasar.

CYMERA_20160323_131902

RECETA:
Harina de trigo (panadera o de fuerza) 200 gr
Harina de Papa 60 gr
Leche liquida 160 gr
Agua 5 gr
Sal 5 gr
Azúcar 20 gr
Margarina 20 gr
Huevos 15 gr
Levadura Instantánea 6 gr

Para el caso de los huevos puedes batirlo, luego tomar sólo los 15 gramos y el resto reserva para barnizar los formatos una vez que este listo para llevar al horno, si es de tu preferencia, nosotros lo hicimos sin barnizar.

Hidrata la levadura con el agua, en otro recipiente unir la leche, el huevo, la azúcar y la sal, mezclar, luego agregar la mitad de las harinas, remover, agregar la levadura hidratada y el resto de las harinas, amasar, luego de unos 3 minutos de amasado, cuando veas que ya se integra la harina casi en su totalidad, es hora de colocar la margarina. Amasar y dejar reposar la masa por espacio de 10 minutos, no queremos que se estrese la masa, ni calentarla mucho con nuestra temperatura corporal, esto lo hacemos dos o tres veces.

Engrasamos el mesón donde haremos el formato de los panes, cortar la masa en tacos de 30 gramos y damos formato redondo, boleamos y por la parte de abajo hacer espacio con los dedos para introducir el jamón y el queso, cerramos uniendo la masa con los dedos y volvemos a bolear en la mesa para terminar de sellar el formato.

Colocar en un molde de poquesitos (cupcake) enmantecado con anterioridad, dejar fermentar por espacio de 45 minutos y llevar al horno a unos 180 ºC por 20 minutos.

Te saldrán al rededor de 16 pancitos listos para la cena o el desayuno o tal vez para acompañarnos en un viaje en carretera donde no quieras parar ni un segundo.

Manos a la masa…

Tata

Anuncios